dolores-tripa

Dolencias digestivas

Las dolencias digestivas suponen un motivo frecuente de urgencia médica y de convalecencia en general. En muchos casos están relacionadas con la alimentación, pero en otros son reflejo de una patología mayor que se refleja en el aparato digestivo. Estas molestias se manifiestan principalmente en forma de cuadros mas o menos complejos como gastroenteritis aguda, vómitos y dispepsia o indigestión. Vamos a comentar por separado uno de estos cuadros, para referirnos finalmente a la crisis hemorroidal, que también se incluye en el aparato digestivo.

Causas de la gastroenteritis

La mayor parte de las diarreas se transmiten a través de contactos personales directos o con animales, mediante la ingestión de aguas contaminadas y por alimentos en mal estado. En cualquiera de estos casos, un agente patógeno alcanza y ataca el tubo digestivo impidiendo su normal funcionamiento en cuanto a la reabsorción de agua desde las heces durante su proceso formativo. Pero también existen otras causas de gastroenteritis no necesariamente secundarias a agresiones de patógenos externos como son:

• Ingesta de fármacos con efecto laxante como la lactulosa, destructores de la flora bacteriana como los antibióticos y en general antiácidos, mucolíticos, antigotosos como la colchicina, antiinflamatorios o un exceso de dosis de hormona tiroidea, entre muchos otros. Los fármacos empleados como quimioterapia producen también diarrea en muchas ocasiones.

• Colon irritable manifestado en forma de diarreas intermitentes con dolor abdominal en personas jóvenes. La enfermedad inflamatoria intestinal, manifestada como colitis ulcerosa y enfermedad de Crohn, produce cuadros diarreicos prolongados o crónicos.

• Transgresiones dietéticas o empachos pueden acarrear deposiciones líquidas y pastosas como consecuencia de una mala digestión.

• Reacciones alérgicas a ciertos alimentos o fármacos, la enfermedad celíaca aún sin diagnosticar o intervenciones quirúrgicas en la que se extirpe parte del tubo digestivo también pueden desembocar en diarreas frecuentes.

• La toma de alimentos demasiado ricos en fibra y azúcar tomados en exceso como ciertas frutas y las bebidas estimulantes como el café, así como el consumo de tabaco son antecedentes de diarreas.

• La tensión nerviosa puntual o prolongada, el estrés, el miedo, la ansiedad y la angustia pueden acelerar el tránsito intestinal.

Originally posted 2014-07-11 09:31:32.

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario