images (9)

Picaduras de avispas y abejas

Algunos insectos pertenecientes al orden de los himenóptcros poseen aguijones defensivos que pueden transmitir venenos de diferentes tipos y características. Si bien asumimos que una picadura de estos insectos puede complicarse en ciertos individuos, podemos afirmar que en la práctica totalidad de los casos el cuadro clínico secundario a la misma no deja de ser leve o banal. Tal es así, que las escasas muertes que se producen al año en todo el mundo por esta circunstancia no se deben a la acción tóxica del veneno, sino a la reacción anufiláctica, o alérgica grave, que produce en ciertos individuos con predisposición.
Comentaremos las características de la picadura por ambos insectos, avispas y abejas, de forma separada.

• La avispa vive en regiones templadas no urbanas cerca de asentamientos humanos, ya que se alimenta principalmente de la basura o de la carne en descomposición. Es especialmente molesta en los meses finales del verano y en el otoño. Sólo pica para defenderse ella misma o a su nido y como no muere tras la picadura, puede realizar varias más.

• La abeja y el abejorro tampoco atacan normalmente al ser humano, sobre todo este último, salvo que se sientan agredidas y lo hagan en masa. A partir de 30 picaduras simultáneas el riesgo de muerte es muy elevado. Como el aguijón de las abejas tiene forma de arpón, no puede ser extraído por la misma tras la picadura, por lo que suele
morir al desgarrase su interior tratando de desprenderse.
El veneno de los himenópteros es bastante complejo y mezcla enzimas, neuro-transmisores y toxinas de diversos tipos. La picadura produce síntomas como dolor local, picor, inflamación y enrojecimiento, lin algunos casos puede surgir malestar general con náuseas y vómitos. Como decíamos con anterioridad, el mayor riesgo de las picaduras consiste en la aparición de una reacción alérgica descomunal que produzca un shock anafiláctico y la muerte, cosa que no es por cierto nada frecuente.

Las personas sensibles a los venenos de estos insectos deben llevar protección especial en verano en cuanto a ropa que les cubra brazos y piernas y un pequeño botiquín que incluya corticoides, antihistamínicos o incluso adrenalina.

No se debe tocar un panal a menos que se tenga ropa específica para protegerse de las picaduras.
La mordedura de una sola abeja no suele ser dañina, pero a partir de 30, puede causar la muerte.

Modos de actuación ante la picadura de avispas y abejas

1- Retirada de los aguijones o restos con unas pinzas lo más limpias posible, o realizando un raspado muy cuidadoso con otro objeto similar Se hará con delicadeza, pues la picadura estará hinchada y tocarla resulta doloroso.

2- Desinfección y limpieza de la herida. Es especialmente útil el empleo de amoniaco para neutralizar el veneno que es de naturaleza acida.

3- Aplicación de hielo sobre la picadura para impedir la diseminación del veneno y para aliviar el dolor y la hinchazón.

4- Elevación del miembro afecto para favorecer la circulación sanguínea.

5- Administración de antihistamínicos orales, antiinflamatorios y corticoides intramusculares si la reacción local adquiere un gran tamaño. Es recomendable que, si esto ocurre, sea revisado por el personal sanitario.

Originally posted 2014-07-14 14:40:08.

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario