alergias (1)

RONCHAS O ECCEMAS EN LA PIEL: a veces cerca del contacto y otras veces generalizadas por todo el cuerpo sin un patrón concreto. Estas manchas rojizas pueden tener un aspecto edematoso y se manifiestan como habones tras haberse rascado. Son muy típicas de alergias a ciertos alimentos y fármacos.

PRURITO O PICOR DE LA PIEL: a veces muy molesto, que puede sentir-se sobre lesiones de la piel como las anteriores o de forma generalizada en todo el cuerpo. El rascado continuo produce lesiones secundarias que pueden incluso sangrar levemente. Hablamos entonces de urticaria.

MOLESTIAS DIGESTIVAS: se produce cuando el alérgeno es alimentario, en forma de dolor estomacal, náuseas, vómitos y diarrea.

EDEMA O HINCHAZÓN: que ataca ciertas regiones como los párpados, los labios, la lengua o cualquier mucosa del cuerpo. Se trata ya de un signo de alarma o cuando menos de precaución llamado angioedema.

• Signos de dificultad respiratoria- por obstrucción de la vía aérea a
nivel de los bronquios o en la laringe en los casos más graves. Se pue-
den percibir sibilancias o «pitos» en el pecho al respirar con dificultad, tanto para inspirar el aire, como
para expulsarlo.

CAÍDA DE LA TENSION ARTERIAL: y entrada posterior en un cuadro de shock grave con disfunción orgánica que puede desembocar en la muerte.