Illu_nariz_y_cavidades_nasales

Traumatismos nasales

Las contusiones nasales pueden aparecer de forma aislada o dentro de un traumatismo facial más extenso. Las caídas, los accidentes de tráfico y los puñetazos son la causa más frecuente. El signo que acompaña siempre a estas contusiones es la hemorragia nasal o epistaxis. La primera medida a tomar es impedir que una hemorragia masiva pudiera ocupar la vía aérea, por lo que el sujeto debe echar la cabeza hacia delante (y nunca hacia atrás, como suele creerse popularmente) y comprimir la base de la nariz para tratar de cortarla. Para detectar si hay fractura debemos sujetar la base de la nariz entre el pulgar y el índice y tratar de moverla; un crujido o un desplazamiento nos indicarán que la
fractura se ha producido. Será necesario acudir después al centro hospitalario para realizar un taponamiento y colocar una férula si los huesos se han desplazado.

Originally posted 2014-07-14 09:20:32.

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario